Rowan Atkinson, más conocido por su papel en Mr. Bean, se pronuncia en contra de los límites del humor









«Cada broma tiene una víctima, Esa es la definición de un chiste: hacer que alguien, o algo, o una idea, parezca ridículo», dijo Rowan Atkinson en entrevista con «The Irish Times»

El actor es consciente que ha día de hoy hay que tener mucho cuidado al momento de hacer humor, y que la idea de que no se pueda hacer chistes con minorías y excluidos le resulta fastidioso. Rowan Atkinson se pregunta «¿Por qué solo puedes apuntar hacia arriba? ¿Qué pasa si hay alguien creído, arrogante, agresivo y pagado de sí mismo que resulta estar en capas inferiores de la sociedad? No todos están en los parlamentos y las casas reales»

Atkinson no es el único con este punto de vista, además se suman otros comediantes, como John Cleese Kevin Hart.

Lo que es curioso en el caso de Atkinson, es que llegó a la fama, justamente, metiéndose con la aristocracia británica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.