María del Pilar Herrero: «El amor siempre tiene cabida en mis obras, pues del amor nace toda creación»

Una entrevista cargada de emociones, de retos y oportunidades, con un mensaje claro; haz aquello que dé sentido a tu día, que te haga emocionar, sonreír y sentirte satisfecho, aquello que solo tú sabes…

El arte de poder transmitir un sentimiento, una crítica social o incluso poder contar historia en unas cuantas de líneas, ser capaz de emocionar a alguien con unas cuantas de palabras escritas en un papel, llegar al corazón de una persona con un poema, con una cita, con unas palabras, esa virtud que solo algunos tienen, esa gran virtud que tienen los poetas. Coger un libro y sentir el alma de quien lo ha escrito ese explosivo y emocionante sentimiento, que por otro lado es el objetivo de cualquier escritor, terminar tu obra y saber que has conseguido transmitir el mensaje o el sentimiento que deseabas.

María del Pilar Herrero Martínez, murciana de Alquerías, casada, madre y escritora, autora de ‘Azul y verde en un 246’, mujer soñadora y con las ideas muy claras, que en algún momento de su vida dejó de lado su vocación, pero que tuvo el valor de retomar, que he tenido el honor de entrevistar para MiCinexcín: «Escribo precisamente para esas personas que desconocen que son poesía y que conforman una parte de algún poema en algún papel amarillo, de alguna libreta cualquiera… que acabará en algún lugar sin recuerdos ni memoria para toda una eternidad«.

Con 19 años confesaste que pretendías cambiar el mundo si algún día se conocieran tus pensamientos. Con la madurez que has ganado con el paso de los años, ¿Sigues pensando igual?
Después de haber vivido varias experiencias en ese camino como bien mencionas tú, a la madurez, me he dado cuenta de que es mucho más sencillo aceptar que nunca me sería posible cambiar el mundo por completo, quizás ni una pequeña parte de él. Pero tampoco estoy de acuerdo con lo de «es mejor cambiarse a uno mismo». No me clasifico en ninguna de las dos opciones. Soy consciente de que no puedo cambiar el mundo y también lo soy de que yo me niego a cambiar para sentirme más parte de él.
Prefiero quedarme con aquello que asegura que con un solo aleteo de una mariposa tiembla el mundo entero, con ello sí estoy totalmente de acuerdo. Pero también es cierto que no todos tienen la percepción de identificar que ese temblor ha sido producido por la mariposa, un animal tan hermoso y a la vez tan débil.

 ¿Qué supuso para ti, ‘Sentimiento puro. Pensamientos de una adolescente’?¿Antes de este libro habías ya escrito algún texto en prosa o verso? Mi primera obra, Sentimiento puro, fue mi introducción al aprendizaje de lo que significaba ser escritor, y lo vuelvo a decir, fue la introducción al aprendizaje. En aquella época, tenía 17 años, no me imaginaba qué era ser escritor. Era una adolescente que simplemente aceptó la sugerencia de publicar aquellos poemas que escribió en su niñez, ya que ese libro lo escribí entre los nueve años y los catorce años; escribí muchas cosas más pero bueno ahí se hizo esa selección y fue la que se publicó a mis 17 años, rozando los 18. Pero sinceramente no tenía ni una sola idea de lo que iba a representar en mi vida tantos años después.

Otras obras publicadas a lo largo de tu carrera.
Anterior a este libro, Azul y verde en un 246, hay cinco libros. El mencionado en la pregunta anterior, otras dos obras poéticas tituladas: Vislumbres; una voz grita en un mundo sordo y Lluvia que no moja. Un cuento poético titulado: Un clavel en el desierto, y una novela llamada Una realidad ficticia.
Debo aclarar que por consejo de un compañero de las letras mucho más experimentado que yo, me recomendó hace seis años que me fuera de la autopublicación y entrase en una editorial tradicional, y eso es lo que actualmente estoy haciendo. En consecuencia, retiré todas las obras anteriores porque mi intención es editarlas en modo tradicional, pero es algo que veremos más adelante. Por lo tanto, de mis seis libros conocidos sólo el que acaba de ser publicado es el que está disponible.

Para ti ha supuesto un paso en tu carrera, el hecho de editar tú misma tu obra, a que haya alguien en que se interese y la edite.  Si no hubieses sido escritora, a que te hubieras dedicado o tienes algún otro sueño no cumplido?
Esta pregunta es complicada. El hecho de haber logrado que una editorial tradicional me haya escogido entre tantos otros escritores me ha cambiado la vida como autora; de ello no hay duda. Pero en nuestro país, poder vivir de ello es un sueño que pocos escritores pueden obtener, y no por la calidad del autor, sino porque no es un medio que dé para sobrevivir económicamente a un escritor novel. A veces ni siquiera a uno consagrado, al final todo autor tiene otro empleo, excepto los autores muy reconocidos que han alcanzado la gran recompensa a su esfuerzo. Por lo tanto, mi sueño por cumplir sigue siendo poder dedicarme a la escritura de manera única y exclusiva. Pero es algo que no depende de mí en su totalidad.

El escritor necesita del apoyo de sus lectores para que su obra siga viajando. Por ello es bueno que cuando a un lector le gusta una obra la comparta, la recomiende a sus amistades, le haga una reseña positiva en sus redes, que los medios de comunicación nos ayuden a darnos a conocer, y que los que lo lean o vean ayuden con su difusión.
Porque cuando el escritor acaba de crear su obra y la lanza al mundo, ¿qué puede hacer para asegurarse que esa obra sea leída y querida por los lectores? Realmente yo no tengo esa respuesta, ¿quién la puede tener? Una vez que el autor ha concluido su obra, el recorrido que ella tenga depende de los lectores, sin duda alguna.

¿Por qué el nombre ‘azul y verde en un 426’? Háblame un poco de esta nueva obra.  Mi nueva obra ha sido una sorpresa, no solamente para los lectores sino de algún modo también lo ha sido para mí, porque no tenía planificado regresar a las letras en este preciso momento, fue algo que se presentó por casualidades varias y que no quise dejar escapar.
Durante los seis años que he estado retirada de la vida pública he estado escribiendo, pero de un modo desordenado, es decir, sin preocuparme por el resultado ni por el fin último de la creación que realizaba. Escribía por el puro egoísmo de escribir. Cuando supe que Olé Libros tenía abierta la recepción de manuscritos para poetas y novelistas de novela corta, pensé esta es mi oportunidad.

Tenía poemas manuscritos por varios cuadernos, carpetas y demás. Y además también tengo una trilogía de novela corta terminada, por ello di el paso de enviarles una muestra. Mi sorpresa fue que su respuesta fue muy positiva y me dieron el impulso que me faltaba, porque de verdad que me costaba mucho decidir si regresar a la vida pública, por lo tanto, esta obra ha supuesto mi regreso a las letras después de haber disfrutado de la escritura de un modo personal y muy íntimo, y sinceramente esa madurez literaria se nota en mi nueva obra. También he de decir que he disfrutado de la lectura, porque es mi otra pasión. Escribir es mi adicción y leer es mi pasión; y hacerlo en silencio durante seis años me ha aportado muchísimo como persona y por lo tanto se refleja en mis nuevos poemas.

¿Qué has querido transmitir a tus lectores con este poemario? Sinceramente al seleccionar los poemas que iban a componer esta obra quise centrarme en varios aspectos. Como es muy reconocido ya, en mis obras la crítica social siempre está muy presente y por ello no podían faltar algunos versos dedicados a la guerra, al maltrato en la unidad doméstica, a la pobreza y la visión de la riqueza, a la soledad, a esas mentiras que nos cuentan en el mundo.

Pero no puede ser de otro modo que, como bien saben mis lectores, nunca faltan versos que hagan después un ascenso hacia la virtud, la pasión, la vida en su mayor expresión a la belleza, al coraje, la lucha y la supervivencia a pesar de todo lo anterior. Y esa pizca del amor; el amor siempre tiene cabida en mis obras, pues del amor nace toda creación. Por lo tanto, hay un trocito de mí, de mi visión, sobre estos aspectos mencionados.

¿Por qué poesía?

Pues porque antes que poeta soy lectora, y admiro cómo se puede contar lo más cruel, lo más erótico, lo más obsceno, lo más íntimo, lo más intenso, el amor más puro, el dolor más natural, el miedo en todas sus formas, la desesperación, los sueños, la ilusión, la vida y la muerte de un modo tan enriquecedor y bello. Cuando leo a poetas como Bécquer, o Pizarnik, veo una sabiduría conseguida por la experiencia de la vida misma. Una experiencia que se adquiere desde el interior y luego sale al mundo.

¿Cómo algo que nace desde dentro, desde la introspección, desde el análisis de las emociones, del intercambio de un alma a otra, de un ser vivo a otro, incluso de universos a universos como decimos a veces, y luego toda esa fuerza tan pura sale estructurada en un espacio reducido, pues el poema es de estructura reducida, manteniendo la fidelidad al verso, al ritmo que marca para darle una musicalidad única, a la magia de que quien lo lee va a sentir una emoción… y lo más fuerte es que quizás sea otra totalmente distinta a la que sientan los demás, cómo puede uno dudar de amar por entero a la poesía?

La poesía es una gran incomprendida y no me canso de decirlo. En mi opinión es una incomprendida porque a la gente le da miedo sentir, en estos tiempos que vivimos los seres humanos hemos desarrollado un miedo a sentir con el corazón, pero estoy segura de que quien se acerque a un buen poeta será un lector de poesía durante el resto de su vida. Pero eso sí lo repito, a un buen poeta.
No es lo mismo escribir versos perfectos en estructura, que ser un poeta que hace magia con las letras y la comparte sin miedo a ser juzgado.

Y por último, ¿Tienes previsto otros eventos o firmas de tu nueva obra?

Sí, tengo previsto regresar a firmar a la Feria del libro de Murcia, este mismo viernes 13 de 11h a 13h. Para los que no pudieron asistir en mi visita anterior.

«El día 21 de octubre a las 18h, estaré en el Club de lectura de las Norias, donde os espero. Y más adelante iré anunciando los eventos en mis redes sociales: Escritora María del Pilar Herrero, es como pueden localizarme si me buscan en Facebook, Twitter e Instagram.
Si algún otro club de lectura, biblioteca o actividad cultural requiere de mi presencia, o de alguna duda que pueda resolverle, puede contactar conmigo o en su preferencia con la editorial, Olé libros».

‘Azul y verde en un 246’ ya está disponible a nivel nacional, está llegando a todas las librerías y también se puede adquirir en la página web de la editorial: Olélibros.com. Después de esta enriquecedora y satisfactoria entrevista, María del Pilar Herrero Martínez, ha tenido el detalle de compartir con nosotros de manera exclusiva, el motivo de unos de sus poemas, ‘Pilar’, que se encuentra en la página 62 del libro, ‘Azul y verde en un 246’: «Se lo dedico a mi abuela, eso no lo cuento a nadie, a mí abuela por parte de madre, porque no la conocí y escribí este poema, va dedicado a mi abuela Pilar».

Pilar Sin conocernos nos hemos vinculado,
por eso no creo en lo que cuentan los cuerdos.
Sin sentido alguno nos hemos encontrado
en épocas distintas y sin intermediarios. Algunas personas me preguntan las razones,
¿y qué les decimos si no las tenemos? Quizá sean las ganas de haberte visto,
o la falta de respuestas sobre esa parte de mi sangre;
o quizá es que a veces nos vemos en ese lado que no sabemos dónde está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *